Inicio » Relatos » Él

Él

Él, que parecía que ponía su corazón en cada una de sus sonrisas. Él, que siempre me hacía reír. Él, que en cuanto lo veía aparecer empezaba a brillar para hacer al mundo desaparecer.

Me confundía de libros, me confundía con los trabajos. Estaba distraída. Estaba enamorada.

Me llenaba por dentro, sus palabras eran una cuerda a la que aferrarse. Despertaba mi risa nerviosa y mi corazón enloquecía con solo saber que alguien me comprendía.

Le quería, e incluso me parecía verlo por todas partes. Le quería y llegué a esperar que me quisiera.

Mi pulso tembló cuando se lo dije. El brillo de sus ojos desapareció y su sonrisa se curvó haciendo una mueca muy extraña. Y no dijo nada.

Me confundía de persona.

Siempre me hizo reír, pero nunca fue demasiado fuerte para hacerme llorar.

Fue difícil. Le veía en sueños, en las calles y por toda mi vida. Pero olvidé su voz y su cara, y en sueños ya solo lo veía de espaldas. Corría hacia él y no lograba alcanzarle. Hasta que un día corrí y conseguí ponerme frente a él, para recordar su rostro aunque fuera por última vez. Y desapareció.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s